En el Real Decreto-Ley 8/2020, de 17 de marzo, en el que se tomaron medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, se adopta una medida de carácter urgente dirigida a asegurar la protección de los deudores hipotecarios en situación de vulnerabilidad.

¿Qué se considera situación de vulnerabilidad?

a) Que el deudor hipotecario pase a estar en situación de desempleo o, en caso de ser empresario o profesional, sufre una pérdida sustancial de sus ingresos o de sus ventas (igual o superior al 40%).

b) Que el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar no triplique, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria, el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual (IPREM).

Este límite podrá excederse ligeramente en ciertos casos: que haya hijos, mayores o personas en situación de dependencia a cargo, si la unidad familiar es monoparental, que alguno de los miembros de la unidad familiar tenga declarada superior al 33%, entre otros.

c) Que la cuota hipotecaria, más los gastos y suministros básicos, resulte superior o igual al 35% de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar.

d) Que, a consecuencia de la emergencia sanitaria, la unidad familiar haya sufrido una alteración significativa de sus circunstancias económicas (cuando el refuerzo que represente la carga hipotecaria sobre la renta familiar se haya multiplicado por la menos 1,3. o que se haya producido una caída sustancial de las ventas, al menos del 40%).

¿Qué documentación hay que presentar?

a) En caso de situación legal de desempleo, mediante certificado expedido por la entidad gestora de las prestaciones, en el que figure la cuantía mensual percibida en concepto de prestaciones o subsidios por desempleo.

b) En caso de cese de actividad de los trabajadores por cuenta propia, mediante certificado expedido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o el órgano competente de la Comunidad Autónoma, en su caso de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado.

c) Número de personas que habitan la vivienda:

  • Libro de familia o documento acreditativo de pareja de hecho.
  • Certificado de empadronamiento relativo a las personas empadronadas en la vivienda, con referencia al momento de la presentación de los documentos acreditativos y a los seis meses anteriores.
  • Declaración de discapacidad, de dependencia o de incapacidad permanente para realizar una actividad laboral.

d) Titularidad de los bienes:

  • Nota simple del servicio de índices del Registro de la Propiedad de todos los miembros de la unidad familiar.
  • Escrituras de compraventa de la vivienda y de concesión del préstamo con garantía hipotecaria.

e) Declaración responsable del deudor o deudores relativa al cumplimiento de los requisitos exigidos para considerarse sin recursos económicos suficientes según este real decreto-ley.

¿Cuándo puede solicitarse la moratoria hipotecaria?

Se puede solicitar desde el 19-3-2020 hasta 15 días después del fin de la vigencia del RD-ley 8/2020.

¿Cuál será el plazo para obtenerla?

Una vez presentada la documentación correspondiente, la entidad de crédito dispondrá de un plazo de 15 días para implementar la moratoria.

¿Necesitas ampliar esta información? Consulta el Real Decreto-Ley 8/2020, de 17 de marzo en este enlace.

Si crees que encajas en el perfil de solicitante y necesitas ayuda para obtener la moratoria hipotecaria, nosotros podemos ayudarte. Contacta con nosotros o rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Nombre y Apellido*

Email*

Teléfono

Tema a consultar*

Mensaje

Acepto la política de privacidad que declaro haber leído